Tratamiento del Bruxismo: Toxina Botulínica A (Bótox)


El bruxismo habitualmente conocido como rechinar o apretar de dientes, consiste en la repetición constante e involuntaria del gesto de masticar, el cual es realizado principalmente por los músculos masetero y temporal. Puede ser diurno o durante el sueño.

Es una patología crónica que afecta a muchas personas. El estrés o la ansiedad están relacionados con el bruxismo, así como la maloclusión mandibular. Las manifestaciones clínicas que suelen presentar las personas son frecuentes dolores de cabeza y molestias en la articulación de la mandíbula. Además, es muy habitual que con el paso de los años acaben sufriendo daños en los dientes.

La inyección de Toxina Botulínica tipo A (Bótox) sobre el músculo masetero es la solución más utilizada como tratamiento del bruxismo, obteniendo resultados satisfactorios y definitivos durante meses.


Motivos | En qué consiste | Después

¿Quién puede someterse a el tratamiento del Bruxismo con Bótox?

El bruxismo, a base de ejercitar el músculo masetero, es una causa muy frecuente del aumento de tamaño de éste, y a simple vista se puede observar una cara ancha y cuadrada, o incluso presentar asimetría facial, lo cual es una queja frecuente, sobre todo en personas que desean un rostro más alargado y anguloso.

Otras consecuencias del bruxismo son los continuos y persistentes dolores de cabeza, dolor facial, de oídos, lesiones periodontales y el desgaste de los dientes. Además, afecta negativamente a la calidad de vida de la persona que lo padece.

Todas estas manifestaciones clínicas pueden tratarse mediante la infiltración de Bótox.

¿En qué consiste el tratamiento para el Bruxismo?

En la clínica del Dr. Ángel Juárez empleamos el tratamiento más actual para tratar el bruxismo, con la aplicación de Toxina Botulínica tipo A (Bótox).

El tratamiento se realiza en consulta sin necesidad de anestesia, con una duración aproximada de 15 minutos. Previamente se analiza la anatomía y la función de los músculos faciales y se marcan los puntos donde se va a infiltrar el producto.

Una vez realizado el tratamiento los efectos comienzan a notarse a las pocas semanas y perdurarán durante 6-9 meses.

El tratamiento con Bótox para el bruxismo proporciona además de mejorar la calidad de vida al paciente, un rostro más anguloso. El rostro se afinará poco a poco a partir del segundo mes.

Después de un tratamiento con Toxina Botulínica tipo A (Bótox) para el Bruxismo

  • El paciente podrá reanudar su actividad habitual inmediatamente tras el tratamiento.
  • Se debe evitar realizar ejercicio físico intenso las primeras 24 horas.
  • Se debe evitar el apoyo sobre la zona tratada las primeras 4 horas.


Solicita información


Puedes resolver tus dudas o concertar una cita con el Dr. Ángel Juárez a través del siguiente formulario de contacto:

Nombre *
Email *
Teléfono *
Mensaje *

Otras Especialidades

Cirugía Estética
Cirugía Plástica
Medicina Estética