Lipofilling o Relleno Graso


La lipotransferencia, lipoinyección o lipofilling es una técnica que consiste en la extracción de células grasas de zonas del cuerpo donde hay un exceso (abdomen, flancos, espalda, muslos, rodillas) y la transferencia a otras que se precise remodelar, reconstruir o aumentar (cara, pecho, glúteos, manos).

Cualquier parte del cuerpo puede verse beneficiada del relleno con grasa.

De esta forma se consigue una corrección del defecto o un remodelado de la zona intervenida y adicionalmente se obtiene una mejoría de la silueta al tratar el área de donde se extrae la grasa mediante lipoescultura.

Una vez extraída la grasa mediante una liposucción a baja presión con cánulas muy finas utilizando incisiones muy pequeñas se purifica y procesa para inyectarse en las zonas donde está el defecto o que se quieran mejorar o aumentar.

Al ser la grasa un tejido propio no existe la posibilidad de rechazo por parte del organismo. Además, el resultado se mantiene en el tiempo.

Motivos | En qué consiste | Preoperatorio | Postoperatorio | Casos Reales

  Anestesia: Local o sedación

  Duración: De 1 a 3 horas, dependiendo de las zonas tratadas.

  Hospitalización: No requerida

  Recuperación: 48 horas

  Retirada de puntos: 10 días

  Resultados: 6 meses

  Cuidados especiales: Evitar ejercicio físico y el apoyo sobre las zonas infiltradas durante 1 mes


¿Quien puede someterse a un lipofilling / relleno graso?

Mediante esta técnica se pueden tratar diferentes partes del cuerpo. Las indicaciones de un injerto de grasa son:

  • Aumento de volumen de determinadas partes del cuerpo (glúteos, mamas, mejillas).
  • Rejuvenecimiento facial y de los párpados. Mejora los volúmenes faciales y la calidad de la piel.
  • Tratamiento y relleno de ojeras.
  • Rejuvenecimiento de manos.
  • Complemento de cirugías como el lifting facial y la blefaroplastia.
  • Corrección de defectos congénitos, traumáticos o tumorales.
  • Tratamiento y remodelación de las cicatrices hundidas.
  • Defectos de cirugías previas (liposucción, blefaroplastia, lifting facial).
  • Aumento y remodelado de mamas y escote. Tratamiento de las mamas tuberosas.
  • Reconstrucción mamaria.
  • Secuelas de radioterapia.
  • Relleno facial en pacientes con VIH.

Como vemos hay muchas indicaciones para realizar el lipofilling. Cada parte del cuerpo tiene sus peculiaridades y debe ser abordada de manera independiente.

La edad para someterse a este tipo de cirugía es a partir de los 18 años, si bien en caso de malformaciones congénitas, grandes secuelas de traumatismos o alteraciones importantes de determinadas zonas se puede intervenir antes de esta edad.

¿En qué consiste la intervención?

La intervención se realiza con anestesia local o con sedación en un ambiente estéril y no precisa ingreso hospitalario.

Previamente al relleno graso se marcan las áreas que se van a tratar, así como las zonas donantes (habitualmente los muslos, las rodillas, el abdomen, la espalda, los flancos y los brazos). El marcado previo a la cirugía es de suma importancia ya que es necesario conocer las expectativas del paciente y prever la cantidad de grasa necesaria para cada caso.

En primer lugar, se extrae la grasa de las zonas donantes que presentan acúmulos mediante liposucción utilizando cánulas muy finas.

A continuación, la grasa extraída se prepara mediante técnicas de centrifugado, decantado o lavado. El tejido graso obtenido y tratado de esta forma tiene un alto número de adipocitos (células grasas) viables capaces de integrarse y sobrevivir donde se inyectan.

Una vez que la grasa está purificada se inyecta en las regiones que queramos remodelar o aumentar.

Al terminar la cirugía se coloca una faja de presoterapia en las zonas donantes. El paciente debe conocer que un porcentaje de la grasa que se implanta se puede reabsorber, y que en algunos casos se necesitan dos o tres sesiones de lipotransferencia para conseguir el resultado deseado. Para ver el resultado definitivo de la intervención deben pasar 6 meses.

Preoperatorio de un Lipofilling

En la primera consulta el paciente nos explica cuáles son las áreas del cuerpo que quiere mejorar o aumentar.

El cirujano realiza una historia clínica para conocer los antecedentes del paciente, enfermedades que tenga o haya padecido, si está tomando alguna medicación y si ha sido sometido a intervenciones quirúrgicas previas.

Asimismo, se realiza una exploración de la región que se va a tratar (mamas, glúteos, cara, cicatrices) y de donde obtendremos la grasa donante (barriga, espalda, muslos, rodillas).

La paciente debe conocer en qué consiste la técnica, con sus ventajas e inconvenientes, así como sus limitaciones.

Antes del día de la cirugía debe pasar una consulta con el anestesista para realizar el estudio preoperatorio.

Cuidados Postoperatorios de un Lipofilling

  • Durante los primeros días las zonas tratadas y las donantes estarán inflamadas. A la semana disminuye el proceso inflamatorio.
  • Es necesario evitar el apoyo en donde se ha realizado la infiltración grasa o el lipofilling.
  • El paciente debe realizar una vida sedentaria, sin realizar esfuerzos físicos, de 3 a 5 días después de la cirugía.

Casos Reales

Solicita información


Puedes resolver tus dudas o concertar una cita con el Dr. Ángel Juárez a través del siguiente formulario de contacto:

Nombre *
Email *
Teléfono *
Mensaje *

Otras Especialidades

Cirugía Estética
Cirugía Plástica
Medicina Estética