Mamas Tuberosas


La mama tuberosa es una malformación congénita hereditaria que puede afectar a uno o a los dos lados. Se conoce también como mama tubular, mama caprina o mama constreñida. Produce una alteración psicológica importante en las pacientes afectadas.

Las características anatómicas de una mama tuberosa son:

  • Base de implantación alta de la mama y polo inferior corto.
  • Mamas cónicas, picudas y separadas.
  • Falta de desarrollo de la parte inferior de la mama.
  • Areolas grandes y desplazadas hacia dentro y hacia abajo.
  • Hernia areolar.
  • Asimetría mamaria en un porcentaje alto de los casos.
  • Generalmente son mamas hipoplásicas, pequeñas.
  • Frecuentemente la malformación es bilateral.
Existen 3 grados de mamas tuberosas según la deformidad:

  • Grado I: Falta de desarrollo del cuadrante inferointerno de la mama.
  • Grado II: Los dos cuadrantes inferiores están poco desarrollados. Mama plana en el polo inferior.
  • Grado III: Afectación de todos los cuadrantes con una base de implantación muy estrecha. Areola herniada y mama con aspecto de tubérculo.
La corrección de las mamas tuberosas mejora la posición y la forma de las mamas, tanto de la glándula como de las areolas, consiguiendo una mayor simetría y un escote más bonito. El aspecto de las mamas es más natural, mejorando así la autoestima de la mujer.

Motivos | En qué consiste | Preoperatorio | Postoperatorio | Casos Reales

  Anestesia: General

  Duración: 1 - 2 horas

  Hospitalización: Depende del tipo de cirugía

  Recuperación: 48 horas

  Retirada de puntos: 12 días

  Resultados: 1 mes

  Cuidados especiales: Evitar ejercicio físico de pecho durante 1 mes


¿Quien puede someterse a una correción de mamas tuberosas?

Cualquier mujer que presente una malformación de este tipo y que observe que sus mamas son cónicas o picudas, con areolas grandes y herniadas, con asimetría mamaria y falta de volumen en la parte inferior de las mamas y el escote y que esté a disgusto con la forma, tamaño o simetría de sus pechos o areolas.

La edad ideal para someterse a esta cirugía es a partir de los 18 años, si bien en determinados casos en los que la malformación es importante y le ocasiona alteraciones psicológicas se puede intervenir antes de esa edad.

Una vez operada mejoran la forma, el tamaño y la simetría de las mamas consiguiendo un aumento de la autoestima y la confianza de la mujer en sí misma.

¿En qué consiste la intervención?

La corrección de las mamas tuberosas es una intervención que se realiza en quirófano con anestesia general. La duración aproximada es de 2,5 horas. Precisa una noche de ingreso hospitalario.

El tratamiento consiste en remodelar la glándula mamaria, redistribuir el tejido mamario para rellenar la zona del escote y la parte inferior, bajar el surco submamario, reducir las areolas, corregir la hernia areolar y simetrizar las mamas.

En un porcentaje alto de casos es necesaria la colocación de prótesis mamarias o el relleno con grasa para completar el remodelado de la mama.

La localización de las cicatrices depende del grado de la tuberosidad que se corrige y puede estar localizada alrededor de la areola, en el surco submamario o ser en T invertida.

Una vez terminada la cirugía se coloca un vendaje suave que se retira al día siguiente. En ocasiones se precisa el uso de drenajes durante 24 horas.

Preoperatorio de una correción de mamas tuberosas

En la primera consulta la paciente le explica al cirujano cuáles son los motivos por los que se quiere realizar la cirugía.

El cirujano realiza una historia clínica exhaustiva incluyendo preguntas como antecedentes personales y familiares, enfermedades o cirugías previas, alergias o medicación que toma.

Además, se hace una exploración física tomando medidas del pecho y del tórax, evaluando la calidad de la piel, la posición de las areolas y los pezones.

En algunas ocasiones la paciente acude a la consulta con deseos de aumentar el tamaño de su pecho con prótesis sin ser consciente de que tiene unas mamas tuberosas, por lo que hay que explicarle detalladamente en qué consiste esta malformación y cuáles son las técnicas utilizadas para corregirla incluyendo el remodelado mamario con prótesis.

En esta consulta se explican también cuáles son los resultados que se pueden obtener y los posibles riesgos y complicaciones.

Previamente a la cirugía la paciente debe realizar una consulta con el anestesista para un estudio preoperatorio.

Cuidados Postoperatorios de una correción de mamas tuberosas

  • Al día siguiente de la intervención se retira el vendaje y se sustituye por un sujetador que se debe llevar durante un mes.
  • La paciente debe realizar una vida sedentaria, sin realizar esfuerzos físicos, de 5 a 7 días después de la cirugía.
  • No se debe realizar deporte durante un mes. El tipo de deporte que podrá hacer dependerá de la técnica utilizada para la corrección de las mamas tuberosas y de si se han utilizado prótesis mamarias.

Casos Reales

Solicita información


Puedes resolver tus dudas o concertar una cita con el Dr. Ángel Juárez a través del siguiente formulario de contacto:

Nombre *
Email *
Teléfono *
Mensaje *

Otras Especialidades

Cirugía Estética
Cirugía Plástica
Medicina Estética