Rinoplastia


La rinoplastia es la intervención quirúrgica que se realiza para modificar la forma y el tamaño de la nariz consiguiendo así mejorar las proporciones y la armonía con el resto del rostro.

La intervención se realiza principalmente por razones estéticas, pero también por motivos funcionales relacionados con la respiración.

Motivos | En qué consiste | Preoperatorio | Postoperatorio | Casos Reales

  Anestesia: Local y sedación o general

  Duración: 2 horas

  Hospitalización: No requerida

  Recuperación: 1 semana

  Retirada de puntos: A los 6 días se retiran los puntos y la férula nasal

  Resultados: 1 mes

  Cuidados especiales: Evitar deportes de contacto durante 1 mes


¿Quien puede someterse a una rinoplastia?

Existen varias razones por las que un paciente puede realizarse una operación de nariz:

  • Estéticos: La nariz es una de las partes más visibles del rostro. Un puente ancho, una nariz grande, una nariz aguileña, un perfil con giba dorsal marcada o deprimido o una punta redonda pueden crear complejos que pueden mejorar con esta cirugía.
  • Funcionales: Las alteraciones del tabique nasal y de las estructuras internas pueden producir dificultad respiratoria por obstrucción de la vía aérea. Con la rinoseptoplastia se pueden corregir.
  • Malformaciones congénitas: La rinoplastia puede tratar las malformaciones congénitas de la nariz, que a veces incluso afectan a los labios y al paladar.

¿En qué consiste la intervención?

La operación se realiza en el quirófano mediante anestesia general o anestesia local y sedación y su duración oscila entre 2 y 3 horas. No precisa habitualmente ingreso hospitalario.

Existen dos tipos de abordajes:

  • Rinoplastia cerrada: Las incisiones son internas.
  • Rinoplastia abierta: Se hace una pequeña incisión a nivel de la columela que con el tiempo pasa desapercibida.

Una vez terminada la intervención se colocan unos pequeños tapones de algodón en las fosas y una férula nasal.

Preoperatorio

En la primera consulta se hace una valoración de la forma y el tamaño de la nariz, así como de su anchura, perfil y punta. Se valora además la relación de la nariz con la frente (ángulo frontonasal) y la relación de la nariz con el labio superior (ángulo nasolabial). Se exploran también el tabique nasal y los cornetes.

Es importante conocer también el perfil psicológico y las expectativas del paciente, que deben ser realistas. Es necesaria una consulta con nuestro equipo de anestesistas previamente a la cirugía para realizar un estudio preoperatorio.

Cuidados Postoperatorios

  • El paciente debe dormir con el cabecero de la cama elevado. Evita la inflamación.
  • Los hematomas en las mejillas pueden durar hasta 2 semanas.
  • Se debe aplicar frío local para minimizar el proceso inflamatorio.
  • Hay que tener especial cuidado en limpiar la zona y las fosas nasales con suero salino y utilizar una crema lubricante y antibiótica.
  • Se deben evitar durante 4 semanas deportes o juegos en los que se pueda golpear la nariz.
  • No usar gafas pesadas tras la operación, al menos durante el primer mes.

Casos Reales

Solicita información


Puedes resolver tus dudas o concertar una cita con el Dr. Ángel Juárez a través del siguiente formulario de contacto:

Nombre *
Email *
Teléfono *
Mensaje *

Otras Especialidades

Cirugía Estética
Cirugía Plástica
Medicina Estética